IRPF no residentes: Impuesto sobre la renta de los no residentes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Al igual que a todos los demás perfiles, la Agencia Tributaria también pide la declaración de la renta para las personas que no residen en España o lo que es lo mismo, el IRPF no residentes.

A raíz de la crisis, muchos españoles han encontrado factible el hecho de emigrar a otros países para subsistir, puesto que iban tras oportunidades laborales que en España no encontraban. Esto ha dado lugar al aumento del contribuyente no residente.

En el artículo de hoy en Bottax , te ponemos al día sobre la declaración de la renta para no residentes, qué significa, quién y cuándo debe desembolsarlo, así como los casos exentos a este impuesto en España. Descubre toda la información referente al IRF no residentes, a continuación.

¿Qué es el IRPF no residentes?

Podríamos definir al IRPF no residentes, asimismo conocido como IRNR no residentes (impuesto sobre la renta de no residentes) como un tributo de carácter directo que grava la renta que se ha obtenido en España por las personas físicas Clic para tuitear

, teniendo en cuenta que su residencia habitual no se encuentra dentro del territorio español.

Para entenderlo más fácilmente, si alguien ha ganado dinero en operaciones dentro del país se tendrán que declarar, pero no en todos los casos se deberá presentar la declaración de este impuesto.

¿Dónde se aplica?

La declaración de la renta para los no residentes se emplea en todo el territorio español, independientemente de:

  • Los regímenes tributarios forales de concierto y convenio económico en vigor, equitativamente, en Navarra y El País Vasco.
  • Las especialidades adaptables en virtud de normativa representativa en Ceuta, Melilla y Canarias.
  • Lo establecido en los convenios y tratados internacionales que hayan pasado a formar parte del ordenamiento interno, conforme al artículo 96 de la Constitución Española.

Es decir, el territorio español está en todo el Estado Español, incluidos el espacio aéreo, las aguas de su interior, el mar territorial y las áreas exteriores del mismo, en las que, con ordenación al derecho internacional y en virtud de su legislación interna, España ejerce o pueda efectuar jurisdicción, mandato o derechos de soberanía con respecto al fondo marino, su subsuelo, aguas suprayacentes, así como sus recursos naturales.

¿Quiénes están sujetos a este impuesto?

Tal y como mencionamos con anterioridad, la ley determina que deben pagar el IRPF las personas físicas y jurídicas que no están consideradas residentes en España.

Los casos en los que las rentas están sujetas a este impuesto son las siguientes:

  • El rendimiento de trabajo, siempre y cuando derive de una actividad personal llevada a cado en el territorio español o cuando sean pagos por parte de Hacienda. Si dicha actividad se desarrolla íntegramente en el extranjero, como por ejemplo el caso de u colaborador online (vía internet), esta norma no se deberá aplicar. La red repercute especialmente con carácter internacional.
  • Las actividades que se desarrollen en España, incluyendo asimismo las explotaciones económicas, con sede o establecimiento físico o sin él. Es decir, si por ejemplo alguien desempeña el cargo de delegado comercial de una marca extranjera por su propia cuenta o figura como distribuidor o representante en el territorio español.
  • Las prestaciones y pensiones parecidas que provengan de un empleo efectuado en España. O lo que es lo mismo, una persona que vive en el extranjero, pero cobra una paga o pensión del estado.
  • Las remuneraciones de los miembros y administradores de los consejos de la administración de entidades residentes en el país.
  • Los dividendos y rendimientos de la participación en entidades que residen en el estado español, al igual que los provenientes de la cesión a terceros de capitales propios.
  • Los cánones conformes por personas que residen en España, dentro de los cuales aparecen los derechos sobre obras artísticas, las patentes, los planos, los modelos, los derechos sobre programas informáticos etcétera.
  • La productividad de bienes inmuebles dentro del país, es decir, el dinero que pueda provenir de alquileres de viviendas, garajes, etcétera.
  • Las ganancias patrimoniales cuando provengan de valores emitidos por entidades o personas que residen en el estado español, así como de otros bienes inmuebles diferentes a los valores que también estén en el país.

¿Qué casos están exentos de la declaración de la renta para no residentes?

Del mismo modo que ocurre con otros tipos de impuestos, en la declaración de la renta para no residentes existen ciertas rentas exentas de tributar por ello.

La ley identifica como exentos del pago de este tributo a los siguientes casos:

  • La productividad de las cuentas de los no residentes.
  • Los beneficios que distribuyen los filiales de empresas establecidas en otros estados de la Unión Europea.
  • Los rendimientos obtenidos sobre la deuda pública, así como los valores emitidos en el país sin mediación de establecimiento permanente en el territorio español (comprende la mayoría de los casos)
  • Los rendimientos e intereses a raíz de la cesión de capitales que figuren en el artículo 23.2 de la Ley del IRPF.
  • Las rentas exentas que se engloban en el artículo 7 de la Ley del IRPF.
  • Las rentas y becas finiquitadas por la Administración Pública en base a acuerdos y convenios internacionales de cooperación educativa, científica y cultural.

¿Cuándo hay que pagarlo?

El termino de la presentación de la declaración de la renta para los no residentes (sujetos al tributo) es el mismo que se establece para el Impuesto sobre Sociedades.

Esto significa que el pago se deberá efectuar dentro de los 25 días naturales hábiles siguientes a los 6 meses de la finalización del periodo impositivo. El periodo impositivo variará según el contribuyente y su caso en cuestión, es decir, el termino puede ser de 12 meses o inferior, siendo igual o desigual al mismo año natural.

Generalmente, para los casos en los que se deberá hacer dentro del mismo año natural y antes del 25 de julio y presentando los modelos correspondientes. Los modelos que entran en juego son el 210, 211, 213, 216, 247, 291, 294, 295, 296 y 299 si proceden y en función de cada caso.

Si le afecta la declaración del a renta para no residentes y desea conocer más a fondo este tributo, ya sea para presentar la declaración correctamente o por cualquier otro motivo, no lo dude y póngase en contacto con nuestros expertos en gestiones tributarias en nuestro portal.

Resumen
IRPF no residentes: Impuesto sobre la renta de los no residentes
Nombre del Artículo
IRPF no residentes: Impuesto sobre la renta de los no residentes
Descripción
La Agencia Tributaria también pide la declaración de la renta para las personas que no residen en España o lo que es lo mismo, el IRPF para las personas que no viven en España
Autor
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Descuento