Impuesto sucesiones: conoce el laberinto

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una de las las grandes aventuras fiscales a las que nos enfrentamos nos suele llegar en uno de los momentos mas dolorosos y estresantes de nuestra existencia, que es la muerte de una persona allegada. Tras los primeros días de dolor y el inicio de esos tramites que nadie querría hacer, llega el momento de pensar en los impuestos de la herencia de la persona que nos ha dejado. En concreto el impuesto de sucesiones.

La complejidad que acompaña a la muerte en España es muy elevada, ya que nos enfrentamos a un impuesto que a pesar de estar formulado a nivel nacional, permite que cada comunidad autónoma lo “personalice” en un grado bastante elevado, sobre todo en las tasas de los impuestos y casos de aplicación. Lejos de pretender ser una guía extensiva, en este articulo repasaremos todos los aspectos a tener en cuenta para no incurrir en ninguna ilegalidad y cumplir de la manera más rápida y eficiente con los trámites del impuesto sucesiones.

El testamento

Es el instrumento que permite planificar la herencia para que los bienes se entreguen a las personas que se desea. En caso de no haber testamento, el código civil estable quién y de que manera se reciben los bienes, como explicaremos más adelante.

En caso de existir testamento, también existen ciertas reglas que estable el código civil, estableciéndose un criterio de “tercios” de la herencia que se repartirán de la siguientes manera:

  • El tercio de la legítima. Para los herederos forzosos y legales que tienen derecho a un tercio de la herencia. Es lo que se conoce como la legítima y lo heredarán siempre, salvo que se les desherede. Este tercio deberá repartirse a partes iguales y de manera equitativa.
  • El tercio de mejora. También lo toman los herederos forzosos, aunque el reparto será el que se establezca en el testamento. Este tercio se puede repartir con el criterio que se desee y asi debe constar en el testamento. En caso de no haber testamento se repartirá también de forma equitativa entre los herederos forzosos.
  • El tercio de libre disposición. Solamente un tercio de la herencia se puede entregar a quien se quiera y como se quiera. Si no hay testamento, este tercio irá a parar también a los herederos forzosos. Este tercio es el que suele corresponder al cónyuge en caso de que no haya testamento, aunque sólo en forma de usufructo.

Los herederos

Como estamos viendo, nuestros sistema legal distingue muy claramente entre distintos tipos de herederos en función del parentesco y de los derechos que tendrán en el momento de recibir la herencia. En caso de no existir testamento, toda la herencia irá a parar a los herederos forzosos y legales que serán priorizados en el orden siguiente:

  •  Los hijos, que se repartirán a partes iguales la herencia. En caso de que uno de los hijos haya fallecido, serán los los nietos de este quienes hereden.
  • Los padres y resto de ascendientes. Si el fallecido no tiene hijos, serán sus padres quienes reciban la herencia y si estos también hubieran muerto, sus abuelos.
  • El cónyuge. La pareja heredaría en uno de los últimos lugares si no hay un testamento. En cualquier caso, el cónyuge tiene derecho al usufructo de un tercio de la herencia.
  • Hermanos y sobrinos. Se denominan colaterales y ocupan el último lugar.

Ejecución de la herencia: 6 pasos

Vamos llegando al momento de pagar impuestos, pero antes es necesario ejecutar el reparto de la herencia que constituirá la base imponible de los impuestos a liquidar. Para ello deben darse 6 pasos:

  1. Obtener el certificado de defunción
  2. Solicitar certificado de últimas voluntades y contratos de seguros. Importante esta ultima parte, ya que las compañías de seguros solo responden si son preguntadas, pero no informan de los seguros contratados por defecto.
  3. Comprobar si existe testamento y solicitar una copia al notario. Este tramite solo lo pueden hacer los herederos legales.
  4. Realizar el inventario de bienes y deudas. Para evitar riesgos en caso de deudas abultadas, es recomendable aceptar la herencia beneficio de inventario. Si lo haces así, evitarás quedarte con las deudas si estas son superiores al valor de los bienes. Salvo que te acojas a este supuesto, estarías heredando tanto las deudas como los bienes.
  5. Liquidación y adjudicación de la deuda. Punto al que se llega de manera mas ágil si existe testamento.
  6. Pago del impuesto de sucesiones. El ultimo paso de todo el proceso una vez está claro quién hereda qué, es liquidar el impuesto correspondiente con Hacienda.

El plazo de presentación

El plazo para este paso es de 6 meses pero no debe dejarse para el final, ya que como es un impuesto cedido a las comunidades autónomas, podemos encontrarnos el caso en que debemos liquidarlo en otra comunidad de una con sus correspondientes particularidades. Se puede solicitar una ampliación en el plazo, pero se añadirá un recargo, por ello es poco recomendable hacerlo. Ten en cuenta que hasta que no liquides este impuesto, no podrás recibir los bienes.

Si no dispones de liquidez, existen formulas hacer frente al pago. Desde prestamos bancarios avalados por la herencia o se puede solicitar a Hacienda el pago aplazado (implica recargos) y la disposición de los bienes más líquidos (efectivos, seguros, acciones…) si se justifica el fin que persiguen.

Dónde se realiza la liquidación del impuesto de sucesiones

En el caso que nos ocupa, es decir, herencias, solo existen dos supuestos.

El más común es cuando el fallecido tiene su residencia habitual en España. En ese caso, los herederos deben presentar su liquidación fiscal en la comunidad autónoma donde el fallecido tuviera su última residencia habitual.

El otro supuesto se produce cuando el fallecido no tiene residencia habitual en España. En ese caso el lugar de presentación puede ser la delegación de Hacienda de Madrid o la comunidad autónoma donde resida alguno de los herederos.

Qué se liquida y cómo se calcula la cuota

El impuesto de sucesiones se liquida sobre la cantidad que vas a heredar (o masa hereditaria). La herencia incluye también las deudas o gastos derivados de la propia gestión de la herencia que deberán ser minoradas del resto de bienes. Hay más aspectos a considerar para establecer la base liquidable del impuesto, pero debemos dividirlas en dos ámbitos, la parte estatal. Es decir, aquellas disposiciones que aplican que todas España. Y la parte autonómica, que al ser un impuesto transferido, viene determinada  por cada comunidad autónomos y que veremos en un apartado específico.

Las disposiciones estatales marcan unas normas básicas para determinar el caudal y la masa hereditaria (bienes + derechos – deudas – gastos), así como las reglas de juego para llegar a la cuota a pagar desde la base imponible. Es en esta ultima parte de donde entran en juego una serie de reducciones estatales que minoran la base imponible del impuesto y que describimos a continuación. 

Reducciones estatales en el impuesto sucesiones

  • Grupo I: cuando la adquisición es por parte de descendientes y adoptados menores de 21 años, la reducción sobre la cuota será de 15.956,87 euros, además de otros 3.990 por cada año que le falten para alcanzar los 21 hasta un máximo de 40.946,96 euros.
  • Grupo II: cuando la adquisición es por parte de descendientes y adoptados mayores de 21 años la reducción es de 15.956,87 euros.
  • Colaterales cercanos o Grupo III: cuando la adquisición es por parte de colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad, la reducción es de 7.993,46 euros.
  • Colaterales lejanos o Grupo IV: cuando la adquisición es de por parte de colaterales de cuarto grado o más no se aplica reducción.
  • Por minusvalía existe una reducción de 47.859,59 € para grados al 33% y de 150.253,03 € para grados de mas del 65%
  • Los seguros de vida aplican una reducción del 100% hasta los primeros 9.195,49 €
  • Para la transmisión de una empresa la reducción será del 95% si esta se produce a hijos o al cónyuge si mantienen el negocio 10 años.

Cómo venimos comentando, las comunidades autónomas, aunque sujetas a la legislación estatal tienen el impuesto transferido y pueden aplicar sus propias reducciones. Si fuera el caso, se aplicarán primero las reducciones estatales y posteriormente las autonómicas.

Calculo de la cuota

Los tipos que se aplican para calcular la cuota tributaria del impuesto, van del 7,65% al 34% y se ven graduados a su vez en función del grupo al que pertenezca el heredero y el nivel de patrimonio. La cuota tributaria puede verse modificada a a su vez si aplica alguna deducción o bonificación.

Cómo se calcula el valor de los bienes en el impuesto sucesiones

El calculo del valor de los bienes de una herencia, puede darnos pie a varios artículos, ya que ademas de la valoración en función del tipo de bien, aquí también juega un papel importante el criterio y nivel de agresividad valorativa de cada Comunidad autónoma. Así que tratando de resumir de una manera comprensible hablaremos de los tipos de bien que encontramos en la masa hereditaria.

Si existe un criterio general de valoración de bienes. En general se habla de valor real de los bienes. Este concepto trata de reflejar el valor que un bien tiene en el mercado o dicho en otras palabras, el precio al que podría adquirirse en el mercado. Otro factor importante a contemplar es que la fecha de transmisión del bien y por tanto a la que debe ser valorado, es la fecha de fallecimiento del transmitente.

Tipos de bien en base a su valoración

  • Bienes líquidos, como cuentas corrientes, depósitos. Poca discusión en este tipo de bienes. Habitualmente en el informe que se solicita al banco con los bienes del fallecido ya se acredita su valoración.
  • Bienes de inversión cotizados. En la misma linea que los bienes líquidos, aquí la fecha de transmisión será la que los nos marque el valor de estaos bienes que están cotizados en mercados regulados.
  • Bienes inmuebles. En este caso nos encontramos bastante disparidad de criterios ya que juega lo que disponga cada comunidad autónoma. En general nos podemos encontrar con tres casos:
    • Seguir el valor catastral
    • Mantener el valor de adquisición
    • Utilizar el valor fiscal que le otorga Hacienda
    • Tasación de mercado
  • Otros bienes o derechos. En estos casos la manera más habitual será realizar una tasación de los bienes por profesionales acreditados. Estos gastos como se explica anteriormente pueden ser compensados en la masa hereditaria.

El puzzle autonómico

Sin duda, el aspecto que más incertidumbre aporta a la liquidación del impuesto de sucesiones es el autonómico. Acrecentada aun más en los últimos años por la batalla política en torno a él. Como sabemos, las comunidades de corte más liberal abogan por reducirlo a la mínima expresión o eliminarlo, mientras que las más progresistas abogan por mantenerlo o incluso aumentarlo. Si esto no fuera suficiente, el gobierno central también entra en juego amenazando con recentralizar el impuesto en cuanto tenga ocasión. Más allá de la valoración personal de cada uno, esto no deja de ser un signo de la incertidumbre  que rodea a esta impuesto y del mito de lo caro que es morirse en España.

Reducciones y bonificaciones autonómicas

En general, la manera en la que las Comunidades Autónomas influyen en la cuota del impuesto sucesiones es mediante la aplicación de reducción y bonificaciones. En muchos casos estas reducciones están orientadas a minimiza el impacto en los familiares más directos. Caso de Andalucia que aplica una reducción en la base imponible de 1 millón de euros a cónyuge, descendientes, adoptados y ascendientes mientras que en otras por el mismo concepto no se llega a 16.000 euros.

En general las comunidades más “baratas” son Andalucía, Canarias, Madrid, Extremadura, Murcia, Cataluña o La Rioja y las más caras Aragón, Asturias, Castilla-León, Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha.

Diferencias de criterio en la valoración

No podemos olvidar sin embargo que otros aspecto donde tenemos disparidad de criterios es en la valoración de los bienes, especialmente en la de bienes inmuebles que tiene criterios dispares. Suele ser más baja la valoración catastral que si el valor se fija por una tasación de mercado o por un valor fiscal. Sobre todo este ultimo caso que en ocasiones se ha demostrado abusivo en mercados por líquidos y que en la practica obligan a rechazar la herencia por imposibilidad de cubrir los impuestos que se generan.

Prepárate para que no te pille por sorpresa

Si quieres tener más detalle por comunidad, puedes consultar este articulo que puede ayudarte con la situación concreta de tu comunidad autónoma.

Y recuerda que la planificación fiscal de tu herencia puede darte a ti a tu familia una buena rentabilidad fiscal, ya que en ocasiones las donaciones en vida o los contratos de préstamo con familiares permiten evitar desagradables sorpresas en el peor momento consúltalo con más detalle en este articulo. Puedes contar con Bottax y sus profesionales para resolver tus dudas al respecto.

Resumen
Impuesto Sucesiones
Nombre del Artículo
Impuesto Sucesiones
Descripción
Los impuestos también están presentes en algunos de los momentos más duros de nuestra vida. Averigua cómo funciona el impuesto sucesiones.
Autor
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn