Qué es y cómo se calcula el impuesto de sucesiones

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Impuesto de Sucesiones es el encargado de gravar la herencia de bienes y/o dinero entre personas físicas. Lo que se grava es el incremento de patrimonio que consiguen personas físicas a título gratuito y mortis causa. También se tributan mediante el impuesto de sucesiones las cantidades que se reciban que procedan de seguros de vida, cuando el contratante sea persona diferente del beneficiario, salvo los supuestos que se regulan en el artículo 17.2, a), de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras Normas Tributarias. Sin embargo, en el caso de cónyuge beneficiario, si la prima se ha pagado con cargo a la sociedad de gananciales estará sujeto también al IRPF, de forma que la mitad del importe tributará por ISyD y la otra por IRPF. Los incrementos patrimoniales conseguidos por personas jurídicas no quedarán sujetos a este impuesto y tendrán que hacer frente al Impuesto sobre Sociedades (IS).

Qué es el impuesto de sucesiones

El pago de sucesiones se exige en todas las comunidades de España, sin perjuicio de lo se dispone en los regímenes tributarios forales de Concierto y Convenio Económico vigentes en los Territorios Históricos del País Vasco y Navarra, y de lo que se disponen en los Tratados o Convenios internacionales que hayan pasado a formar parte del ordenamiento nacional. Este impuesto está cedido a las Comunidades Autónomas, que son las que tienen la competencia en recaudación y comprobación. Además pueden modificar con sus propias normas aspectos como los tipos impositivos o reducciones de la base imponible, lo que puede alterar totalmente el dinero a pagar.

El Impuesto sobre Sucesiones es un impuesto progresivo, por lo que no hay una cantidad fija de gravamen, sino que cuanto más se hereda, más se paga. Los tipos del impuesto oscila desde el 7,65% hasta el 34%, aplicándose una vez descontadas las mencionadas bonificaciones que cada Comunidad Autónoma decide aplicar.

Sujetos pasivos

Tienen la obligación de pagar este impuesto todas las personas físicas que:

  • En adquisiciones mortis causa, los causahabientes.
  • En los seguros de vida, los beneficiarios.

Quiénes son los herederos del fallecido

Si hay testamento, será el encargado de determinar el reparto de la herencia. En los casos en los que no haya un testamento escrito, el orden de los derechos de sucesión será el siguiente:

  1. Hijos y descendientes.
  2. Los ascendientes.
  3. El cónyuge.
  4. Los hermanos y parientes.
  5. El Estado.

Dónde hay que pagar el impuesto

Esto es de gran importancia, ya que cada comunidad autónoma es la que se encarga de fijar y gestionar el impuesto. En caso de fallecimiento, se debe tributar en la Comunidad Autónoma en la que residía el fallecido, con independencia de dónde estén los bienes que vayan a formar parte de la masa hereditaria.

En el caso de un beneficiario por seguro de vida, deberá tributar en la Comunidad Autónoma donde tenía la residencia el fallecido, exactamente igual que sucede en el caso anterior.

Cuándo hay obligación de tributar

En el caso de fallecimiento, tanto para bienes como en el caso de beneficiarios de seguros de vida, el impuesto se devenga desde la fecha de fallecimiento. El plazo para verificar el pago es de seis meses desde el fallecimiento. Es decir, tenemos 6 meses desde el fallecimiento.

Este plazo se da para todas las herencias que están compuestas de bienes inmuebles y no tengamos liquidez para pagarlo, se puedan vender para hacer frente al impuesto.

Cómo se calcula el impuesto

A continuación, vamos a ver cómo funciona este impuesto y cómo se calcula

Reducciones a la Base Imponible

1. Las sucesiones gravadas por este impuesto, la base liquidable se calcula aplicando en la base imponible las reducciones que, conforme a lo previsto en la Ley 21/2001, de 27 de diciembre, por la que se regulan las medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía, hayan sido aprobadas por la Comunidad Autónoma. Estas reducciones deberán seguir el siguiente orden: en primer lugar, las del Estado y, después, las cada Comunidad Autónoma estime oportuno.

2. Si la Comunidad Autónoma no hubiese regulado las reducciones o no resultase aplicable a los sujetos pasivos la normativa propia de la Comunidad, se aplicarán las siguientes reducciones:

  • Grupo I: adquisiciones por descendientes y adoptados menores de 21 años, 15.956,87 euros, más 3.990,72 euros por cada año menos de veintiuno que tenga el heredero. La reducción será como máximo de 47.858,59 euros.
  • Grupo II: adquisiciones por descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes. La reducción será de 15.956,87 euros.
  • Grupo III: adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad,. La reducción sería de 7.993,46 euros.
  • Grupo IV: en las adquisiciones por colaterales de cuarto grado, grados más distantes y extraños,. En estos casos, no se aplicará ninguna reducción.

Además de las reducciones que nos corresponda en función de nuestro grado de parentesco, se aplicará también una reducción de 47.858,59 euros a las personas que tengan la consideración legal de personas con discapacidad, con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por 100 e inferior al 65 por 100, de acuerdo con el baremo a que se refiere el artículo 148 de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio; la reducción llegará a 150.253,03 euros para aquellas personas con un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100.

Con independencia de las reducciones anteriores, se aplicará una reducción del 100%, con un límite de 9.195,49 euros, a las cantidades percibidas por los beneficiarios de contratos de seguros sobre vida, cuando el parentesco con el contratante fallecido sea de cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado. En los seguros colectivos o contratados por las empresas a favor de sus empleados se atenderá al grado de parentesco entre el asegurado fallecido y beneficiario.

Tarifa aplicable

1. La cuota íntegra del impuesto se obtiene aplicando a la base liquidable, que se calcula como hemos visto en el apartado anterior, la escala que por la que se regulan las medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía, haya sido aprobada por la Comunidad Autónoma.

2. Si la Comunidad Autónoma no hubiese aprobado la escala o no hubiese asumido competencias normativas en materia de Impuesto sobre Sucesiones o no resultase aplicable a los sujetos pasivos la normativa propia de la Comunidad, la base liquidable será gravada a los tipos estándar.

Coeficientes multiplicadores y cuota tributaria

1. La cuota tributaria por este impuesto se obtendrá aplicando a la cuota íntegra el coeficiente multiplicador en función de la cuantía de los tramos del patrimonio preexistente que, conforme a lo previsto en la Ley 21/2001, de 27 de diciembre, por la que se regulan las medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía, hayan sido aprobados por la Comunidad Autónoma y del grupo, según el grado de parentesco, señalado en el artículo 20.

2. Si la Comunidad Autónoma no hubiese aprobado el coeficiente o la cuantía de los tramos a que se refiere el apartado anterior, o no resultase aplicable a los sujetos pasivos la normativa propia de la Comunidad, se aplicará los establecidos en función del patrimonio preexistente del contribuyente y del grupo, según el grado de parentesco.

Ejemplos del Impuesto

Impuesto de Sucesiones en Andalucía

En los últimos años el impuesto ha ido cambiado bastante en este región, pasando de ser una de las que más gravaba la herencia, a uno de las que menos. En la actualidad, el límite exento es de un millón de euros para los grupos I y II, es decir, que si recibo una herencia por este valor no tendremos que pagar nada. Los grupos III y IV tienen el límite de 250.000 euros.

Impuesto de Sucesiones en Madrid

Es una de las comunidades que siempre ha encabezado la supresión de este impuesto. Entre padres e hijos, y entre cónyuges, solo hay que pagar una cuota del 1% de la herencia. Desde enero de 2019 también hay una bonificación del 15% para los hermanos, sobrinos y tíos.

Impuesto de Sucesiones en Cataluña

El último ejemplo es otra de las comunidades más importantes, Cataluña. En eta comunidad hay reducciones por parentesco de hasta 100.000 euros para primer y segundo grado y de 8.000 para los de tercero. Por tanto, de las tres comunidades es donde más se pagaría.

Resumen
Qué es y cómo se calcula el impuesto de sucesiones
Nombre del Artículo
Qué es y cómo se calcula el impuesto de sucesiones
Descripción
El impuesto de sucesiones es uno de los que más dudas despiertan en los contribuyentes. Por ello, hemos escrito este artículo para explicarlo.
Autor
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Descuento