Impuesto de sociedades: información relevante

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Existe un impuesto que los nuevos emprendedores y empresarios han de conocer, ya que influye directamente en las personas jurídicas, se trata del impuesto de sociedades.

Estamos hablando de un tipo de tributo muy similar al IRPF, pero que no es igual y es preciso conocer la diferencia entre ambos para que no haya confusiones.

En este artículo vamos a darte a conocer en qué consiste el impuesto de sociedades, quién está obligado a su pago, en qué plazo se ha de hacer y los tipos impositivos que encontramos dentro de este tributo. No te pierdas toda la información relevante que te traemos hoy en Bottax, sobre este impuesto que gravan los empresarios, a continuación.

¿Qué es el impuesto de sociedades?

Podríamos definir al impuesto de sociedades como un modo de gravar la renta, muy semejante al IRPF. La diferencia principal entre este tipo de tributo y el caso del IRPF convencional es que el impuesto de sociedades grava solamente la renta de las personas jurídicas. El IRPF que todos conocemos, sin embargo, se encarga de gravar sólo la renta de las personas físicas.

Se trata de un impuesto directo y aunque parezca sencillo de entender a simple vista, queda un largo trecho para aclarar la pequeña y finísima línea que divide las personas físicas de las jurídicas. Es decir, existen personas jurídicas cuya renta no queda gravada por el impuesto de sociedades, como por ejemplo las sociedades civiles sin objeto mercantil. Asimismo, se unen a este grupo las entidades sin personalización jurídica, como por ejemplo los fondos de inversión.

¿Quién debe pagarlo?

Tal y como mencionamos en el punto anterior,

el impuesto de sociedades ha de gravar la renta de todas las personas jurídicas, no obstante, existen casos especiales. Clic para tuitear

Conoce a qué tipo de entidades se aplica, tanto si son jurídicas como si no son.

Entidades jurídicas

Tosas aquellas personas jurídicas que han de desembolsar este tributo son las siguientes:

  • Sociedades anónimas
  • Sociedades de responsabilidad limitada
  • Sociedades colectivas
  • Sociedades estatales
  • Sociedades autonómicas
  • Sociedades provinciales
  • Sociedades locales

Entidades no jurídicas

Las personas físicas que asimismo están sujetas a este impuesto son:

  • Fondos de inversión
  • Fondos de capital de riesgo
  • Fondos de garantía de mercado
  • Fondos de regulación del mercado hipotecario
  • Fondos de pensiones

¿Cuándo se ha de presentar el impuesto de sociedades?

A diferencia de otros tipos de impuestos, el impuesto de sociedades no se rige por un plazo único de presentación para todos los contribuyentes, pues cada sujeto pasivo posee su propio término. Es decir, todo variará según la fecha en la que se concluya su periodo impositivo, así que dicho término puede ser de 12 meses o inferior, sin tener que coincidir obligatoriamente con el mismo año natural.

Asimismo, la presentación de la declaración tendrá que llevarse a cabo dentro de los 25 días hábiles que siguen a los 6 meses siguientes a la finalización del periodo impositivo.

Dicho esto, en la mayoría de las sociedades jurídicas su periodo impositivo coincide con el año natural. Esto significa que deberán presentar el impuesto de sociedades correspondiente este mismo año, antes de la fecha límite (25 de julio) y a través de los modelos 200 y 220.

¿Qué ocurre si se presenta fuera de plazo?

Como es de esperar, la Agencia Tributaria no perdona una entrega fuera de plazo, pues de entregarse con retraso de un día ya hay que acatar consecuencias. Las sanciones variarán en función si se trata con o sin requerimiento administrativo:

  • Con requerimiento administrativo. Cuando es la propia Agencia Tributaria quién debe ponerse en contacto con el supuesto deudor, las multas y recargos serán mayores que si no hay requerimiento previo.
  • En los casos en que la liquidación sea cero o a devolver, habrá una penalización de 200€ a desembolsar a hacienda.
  • En caso de que el resultado sea pagar, los recargos que se aplicarán variarán de un 50% a un 150% en función de lo que se declara.
  • Sin requerimiento administrativo. En caso de que la Agencia Tributaria no se haya puesto en contacto con el deudor con un requerimiento, se penalizará con recargos y es posible que además de ello, también haya intereses de demora si el resultado es a pagar. Sin embargo, cuando el resultado es cero o a devolver, la multa será de 100€. Los recargos irán siempre ligados al tiempo que se haya retrasado dicha presentación y serán del 5% hasta los 3 meses, del 10% de los 3 a 6 meses, del 15% de los 6 a los 12 meses y más de un 20% si se excede a un año.

Tipos impositivos

Antes de que una empresa, autónomo o cualquier sociedad que deba gravar su renta a través del impuesto de sociedades presente su declaración, deberá conocer cual es el tipo impositivo que le corresponde, pues esto ha ido variando desde el año 2014 hasta la actualidad. Los diferentes tipos impositivos son los siguientes:

Tipo general

En 2014, este tipo era del 30%, pero en la actualidad y desde el año 2016, se ha reducido a un 25%.

Tipo reducido

En este caso entran en juego las cooperativas y es de un 20%. Este tipo es el que se aplica a las sociedades cooperativas que están fiscalmente con protección, sin incluir los resultados extracooperativos, que habrán de tributar por el tipo general del 25%.

Tipos reducidos

Se aplica en los emprendedores y es de un 15% desde el año 2015 hasta ahora. En este grupo se engloban las sociedades constituidas, con excepción de las sociedades patrimoniales que están excluidas. Es decir, para poder presentar este tipo es necesario que la sociedad haga referencia al inicio de una actividad económica. Esto se aplicará en el primer periodo impositivo en que la base imponible da un resultado positivo y por lo tanto, se ha de pagar el impuesto de sociedades, y en el siguiente año.

Para las entidades especiales, estos tipos impositivos serán más reducidos que los mencionados.

Si posee una empresa y decide conocer más a fondo este tipo de impuesto para poder presentarlo como corresponde, no lo dude y póngase en contacto con nuestros expertos en gestiones tributarias.

Resumen
Impuesto de sociedades: información relevante
Nombre del Artículo
Impuesto de sociedades: información relevante
Descripción
Hay un impuesto que los nuevos emprendedores y empresarios han de conocer, ya que influye en las personas jurídicas, se trata del impuesto de sociedades
Autor
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Descuento