Declaración conjunta o individual, ¿Cuál es mejor?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Aunque el IRPF es un impuesto individual, existen excepciones que nos permiten hacerla conjunta. En este artículo vamos a hablar de uno de los principales impuestos de España, de cuándo se puede hacer la declaración conjunta o individual y cuáles son las ventajas que vamos obtener con cada una.

Declaración conjunta o individual

Con carácter general, la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se presenta de forma individual. No obstante, las personas integradas en una unidad familiar, pueden optar, si así lo desean, por declarar de forma conjunta, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

Una vez ejercitada la opción por tributar de forma individual o conjunta, no es posible modificar después dicha opción presentando nuevas declaraciones, salvo que éstas se presenten también dentro del plazo de declaración; finalizado dicho plazo, no podrá cambiarse la opción de tributación para ese período impositivo.

No obstante, los Tribunales estiman que cuando nos hallamos ante un supuesto de voluntad viciada en la elección del régimen de opción de tributación conjunta, en el que, el error vino determinado por circunstancias no imputables a los interesados, y siempre que quede debidamente acreditado se puede cambiar la opción elegida. (Sala de lo Contencioso-Administrativo (Sección 1ª): Sentencia núm. 529, de 19 de mayo de 2012)

Cuándo se puede hacer la declaración conjunta

Para saber cuál es la opción más recomendable debemos valorar diferentes factores como la situación laboral, el número de hijos o las deducciones a las que nos podemos acoger. Si todavía no sabes cómo hacerla, te vamos a contar cuáles son las características generales de la declaración conjunta. Para saber si existe la obligación de declarar, el importe de las rentas, la base imponible y liquidable y la deuda tributaria, se aplicarán, con carácter general, las reglas de tributación individual.

Irpf conjunto
  • Las rentas obtenidas por cada uno de los miembros de la unidad familiar se someterán a gravamen de manera acumulada.
  • La deuda tributaria se podrá exigir en su totalidad a cualquiera de los miembros de la unidad familiar.
  • Se usan las mismas escalas de gravamen que para la tributación individual.
  • La declaración conjunta no supone la ampliación de ninguno de los límites que afectan a determinadas partidas deducibles.
  • Las partidas negativas de períodos anteriores no compensadas por los contribuyentes de la unidad familiar pueden compensarse con independencia de que provengan de una declaración anterior individual o conjunta.
  • El mínimo personal aplicable en la declaración conjunta, cualquiera que sea la modalidad de unidad familiar y con independencia del número de miembros, será de 5.550 euros anuales.
  • Si la unidad familiar está integrada por ambos cónyuges y sus hijos, si los hubiere, se aplicará una reducción de la base imponible de 3.400 euros anuales.

En los supuestos de divorcio o parejas sin vínculo matrimonial, se aplicará una reducción de la base imponible de 2.150 euros anuales. Existen casos particulares en los que la manera de realizar la declaración de la renta varía, como es el caso de las parejas de hecho sin vínculo matrimonial. En este caso solo uno de sus miembros podrá realizar la tributación conjunta con sus hijos, el otro miembro de la pareja tendrá que declarar de manera individual.

En los supuestos de divorcio la opción por la tributación conjunta corresponde a quien tenga atribuida la guardia y custodia de los hijos a la fecha de devengo del IRPF. Y en el caso de que la guardia y custodia sea compartida la tributación conjunta la tendrá que realizar solo uno de los progenitores, optando el otro por declarar de forma individual.

Una vez que se presenta la declaración conjunta, solo podrá modificarse dentro del plazo reglamentario para ello. Si se diera el caso de que no se presentara la declaración, la Administración aplicará las reglas de la tributación individual, salvo que se exprese lo contario.

Por otro lado, realizar la declaración conjunta, no obliga a tener que declarar conjuntamente al año siguiente.

Preguntas frecuentes sobre la declaración conjunta

 ¿A quién le interesa realizar la declaración conjunta?

Como norma general, a los matrimonios en los que uno de los cónyuges no recibe ingresos o, si los recibe, son muy bajos y no superan el importe de 3.400 euros (reducción por tributación conjunta). También resulta recomendable para las familias monoparentales, cuando los hijos no perciben rentas. No obstante, es recomendable utilizar alguno de los simuladores a disposición del contribuyente para saber qué alternativa resulta más conveniente, en cada caso concreto.

Cabe destacar que la declaración conjunta permite compensar pérdidas con ganancias, de modo que las ganancias obtenidas por un cónyuge pueden compensarse con las pérdidas obtenidas por el otro cónyuge.

¿Interesa la declaración conjunta si los dos trabajan?

En la mayoría de los casos, no. El mínimo personal del IRPF sería el mismo que por separado (5.550 euros), con independencia del número de miembros que integran la unidad familiar. Además, se aplica una reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por tributación conjunta en caso de unidad familiar compuesta por matrimonios no separados legalmente. Aún así, el total de ambas reducciones 8.950 euros, se situaría por debajo de los 11.100 euros de dos declaraciones individuales.

En el caso de unidades familiares monoparentales, la reducción es de 2.150 euros anuales en lugar de los 3.400 euros.

¿Cómo influyen los hijos?

Como regla general, la reducción del mínimo por descendientes es la misma en tributación conjunta y en tributación individual. En este último caso, el mínimo por descendientes se prorratea entre ambos cónyuges.

¿Y el estado civil?

Las parejas de hecho sin hijos no pueden optar por la tributación conjunta. En el caso de las parejas de hecho con hijos, únicamente podrá optar por la tributación conjunta uno de los padres con sus descendientes y el otro miembro de la pareja tributará de forma individual.

En los supuestos de separación legal, la declaración conjunta del IRPF la podrán presentar el padre o la madre, con la totalidad de los hijos menores que convivan con uno u otra (con el que tenga la guardia y custodia de los hijos).

Resumen
Declaración conjunta o individual, ¿Cuál es mejor?
Nombre del Artículo
Declaración conjunta o individual, ¿Cuál es mejor?
Descripción
Cuando abre el plazo del IRPF, una de las dudas más frecuentes es si hacemos la declaración conjunta o individual. Conoce sus diferencias
Autor
Facebook
Twitter
LinkedIn