Cómo funciona el IVA intracomunitario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El IVA intracomunitario son las normas que rigen el funcionamiento del IVA que se tienen que aplicar en los intercambios comerciales entre los países que conforman la Unión Europea. El IVA es un impuesto que grava la compraventa de bienes y servicios, donde cada país de la Unión Europea lo aplica de una manera diferente.

Para que los intercambios comerciales entre empresas de la comunidad, la Unión Europea aprobó una norma especial de IVA que rigiera todas las transacciones comerciales entre profesionales y empresas afincadas en países miembros.

Estas normas se las conoce con el nombre de IVA intracomunitario. No obstante, este concepto también contiene a las operaciones comerciales fuera de la Unión Europea. Por lo que hablar de IVA transfronterizo resulta más exacto.

Qué es el IVA intracomunitario

Los intercambios de bienes y servicios entre empresas y particulares de la Unión Europea están sometidas a un sistema especial de tributación de IVA. De esta manera, si se hacen operaciones de importación o exportación con otros países europeos, es una normativa que debemos tener en cuenta.

Los puntos más importantes son:

  • La exportación de bienes que se transportan desde España a otros países de la UE, conocidas como “entregas intracomunitarias”, están exentas de IVA, por lo que no es necesario repercutir ningún IVA en la factura.
  • La prestación de servicios a clientes de otros países de la UE no está sujeta al IVA ya que no se puede localizar el territorio donde se aplica el impuesto.
  • La importación de bienes de otros países de la UE, así como la compra de servicios, las llamadas “adquisiciones intracomunitarias”, sí que están sujetas al IVA a través de un mecanismo de “autoliquidación”. Lo que se hace es contabilizar la operación como mayor IVA soportado e IVA repercutido.

Además también debemos saber que cuando la venta sea a particulares, es decir, consumidores finales, se considera que el intercambio tributa en el país de origen del bien o servicio.

¿Cómo se aplica el IVA intracomunitario?

Para aplicar el IVA intracomunitario, primero debemos tener en cuenta tres aspectos:

  • Si se trata de un bien o servicio.
  • Si se trata de una compra o una venta.
  • Si el comprador es una empresa, profesional o particular.

Venta de bienes a empresas o profesionales

Cuando es una venta de un bien a otra empresa o profesional que reside en un país de la UE distinto al nuestro, no hay que aplicar IVA en la factura. La única condición es que el destinatario debe estar dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios, también conocido como VIES.

En caso de no estar dado de alta en el registro, y no tiene un número de NIF-IVA válido, debemos aplicar el IVA del país de emisión.

Venta de bienes a particulares

Si el comprador es un particular residente en otro país de la UE, el vendedor debe aplicar en la factura el IVA del país del destinatario. Para ello, el vendedor se tiene que inscribir como operador en el país de su cliente, a menos que el valor total de sus ventas anuales se sitúe por debajo del límite, que varía entre los distintos países entre los 35.000 y 100.000 euros.

Compra de bienes

Cuando compramos un bien con fines comerciales, el comprador tiene que liquidar el IVA como si lo hubiera vendido él mismo en su país. Después el comprador se podrá deducir el IVA, siguiendo la normativa que fija por la Agencia Tributaria.

Venta de servicios a empresas y profesionales

La factura se entrega al cliente sin IVA. Es el cliente el que tiene que liquidar luego el IVA con las autoridades fiscales de su país, mediante el procedimiento de inversión del sujeto pasivo.

Venta de servicios a particulares

Cuando el consumidor es un particular, se aplica en la factura el IVA del país del vendedor. Aunque debemos saber que hay una serie de excepciones. A los servicios de telecomunicaciones, radiodifusión, televisión y electrónicos se les aplica el IVA correspondiente al país del comprador.

Compra de servicios

En la adquisición de servicios con fines económicos, se utiliza la misma normativa que para la compra de bienes: el comprador debe liquidar el IVA como si él mismo hubiera vendido el servicio en su país, usando la inversión del sujeto pasivo.

De la misma manera, el comprador puede deducirse después el IVA siguiendo los procedimientos especificados por la Agencia Tributaria.

Resumen
Cómo funciona el IVA intracomunitario
Nombre del Artículo
Cómo funciona el IVA intracomunitario
Descripción
El impuesto sobre el valor añadido es bastante complejo y tiene muchas peculiaridades, como el caso del IVA intracomunitario. Descubre cómo funciona
Autor
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Descuento