Calcular las retenciones IRPF

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Todos los años, cuando llega la época de presentar en la Agencia Tributaria la declaración de la renta, conocida como Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), muchas personas empiezan a tener dudas sobre los cambios que hay y cuáles son las retenciones IRPF. Normalmente, las empresas aplican una retención en el salario de sus trabajadores para adelantar parte del pago del impuesto, aunque el importe no siempre es el correcto y puede haber variaciones. Por este motivo, hacer la declaración de la renta puede llegar a ser un auténtico dolor de cabeza para un gran número de personas. En este artículo, queremos contar todo lo que hace falta saber la relación entre la retención del IRPF y la nómina, y cómo calcular el tramo que nos corresponde.

Aspectos que debemos saber de nuestra nómina

La nómina es el recibo del salario, siendo la cantidad de dinero que percibe una persona por su trabajo de manera periódica. Al empezar en un nuevo empleo, lo más normal es que negociemos un salario bruto anual. Sin embargo, muchas personas se llevan una sorpresa desagradable cuando descubren que la cantidad de dinero que ingresan cada mes es bastante menor a lo que habían acordado de manera bruta. Esto se debe a las diferencias que hay entre el salario neto y el salario bruto.

El salario bruto es el que se negocio antes de comenzar un empleo y, en la nómina, normalmente aparece desglosado en varios conceptos, como salario base, complementos salariales, primas de productividad u horas extra. Aunque debemos saber que no todas las nóminas tienen que tener todas estas partidas.

El salario neto es el descuento que se le hace al salario bruto de los pagos que se hacen a la Seguridad Social y las retenciones IRPF. El pago a la Seguridad Social corre a cargo del trabajador y la empresa, aunque en realidad es la empresa la que está encargada de pagar la mayor parte de las cotizaciones. Por su parte, las retenciones son variables y van en función del salario que perciba el trabajador y de sus circunstancias personales. En lo siguientes apartados, contaremos en qué consisten estas retenciones y cómo afectan a cada trabajador.

Cómo se calculan las retenciones IRPF

Una retención es un importe que las empresas retienen de las nóminas de sus trabajadores por ley. Estas retenciones son una parte de los pagos que sus trabajadores deben abonar en concepto de impuestos sobre la renta de las personas físicas. De esta manera, cuando llegue el momento de declarar a la Agencia Tributaria los ingresos, nos saldrá un resultado de a pagar o a devolver. En el primer supuesto, el trabajador está obligado a pagar una cantidad adicional de los impuestos que le corresponden, porque las retenciones que se le han aplicado han sido inferiores a lo que debe. En el segundo de los casos, las retenciones aplicadas han sido superiores a lo que le corresponde al trabajador, por lo que deberá recibir una cantidad adicional de dinero por parte de la Agencia Tributaria.

Cuando se aplica una retención, esta debe aparecer reflejada en la nómina. Para calcular la retención, se aplica un porcentaje de retención sobre el importe del sueldo bruto anual que depende del salario, la situación personal del trabajador, el tipo de contrato y su duración. Estos porcentajes van cambiando cada año, y es la Agencia Tributaria la que los establece. Una vez se aplican las retenciones a los trabajadores, la empresa debe presentar a la Agencia Tributaria el modelo 111 cada mes o trimestralmente, donde figuran las retenciones de cada uno de sus trabajadores.

En función del salario, ¿qué tramo del IRPF nos corresponde?

Además de conocer las retenciones se aplican a nuestra nómina en función de las circunstancias personales, es importante conocer qué tramos del IRPF es el que nos corresponde. En este sentido, es clave tener en cuenta que el impuesto del IRPF se divide en dos partes: el tipo autonómico y el tipo estatal. Lo que se recauda del tipo estatal van a parar a las arcas del Estado, mientras que las del tipo autonómico van para que las gestionen las autonomías.

Estos tramos van cambiando, sobre todo en épocas electorales y en función de si hay crisis o periodos expansivos. En septiembre de 2019 los tramos son los siguientes:

Base aplicable
Tipo estatal (%)
Tipo autonómico (%)
Tipo Total (%)
0 € – 12.450 €9,5 %
9,5 %19 %
12.450 € – 20.200 €12 %
12 %24 %
20.200 € – 35.200 €15 %
15 %30 %
35.200 € – 60.000 €18,5 %
18,5 %37 %
Más de 60.000 €
22,5 %
22,5 %
45 %

El tipo autonómico que hemos recogido en la tabla es orientativo, ya que es el que se aplica a aquellos ciudadanos que residen en el extranjero. Para los habitantes de la Comunidad de Madrid, Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana, este tipo es diferente, por lo que es recomendable consultarlo en cada caso concreto.

Resumen
Calcular las retenciones IRPF
Nombre del Artículo
Calcular las retenciones IRPF
Descripción
En Bottax queremos ayudar a las personas a calcular las retenciones IRPF, y para ello hemos decidido escribir este artículo
Autor
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn